28 de outubro de 2008

Mis memorias y el Ho’oponopono...

Me he despertado en el día de hoy y, como viene siendo costumbre en los últimos meses, lo primero que llena mis pensamientos es la idea de limpieza de mis memorias: Lo siento mucho. Perdóname. Te amo. Te doy las gracias...

Empecé a rememorar mi proceso de cura y todo lo que fui a buscar años atrás cuando tomé una decisión vital para mi vida – o me curaba o me curaba… Para ser sincera, no era exactamente ese el término que yo empleaba hasta hace muy poco tiempo, pero he decidido hoy que este sería mejor…

Creo que, tal vez, lo mejor que yo tenía en aquella época, era la búsqueda de lecturas que me elevasen, me colocasen hacia arriba… Cuando aún era joven el contacto con personas era el mínimo posible, el de las raras amigas que tuve. Hasta llegar a mayor madurez el aislamiento siempre ha sido muy fuerte en mí… En mi andadura empecé a buscar el auto-conocimiento, deseé comprender ese universo tan complicado que yo era… Ah, busqué muchas cosas, todo aquello a que he podido tener acceso: muchos libros de auto-ayuda, filosofías orientales, Cábala, Taoísmo, Kardecismo, astrología y otras “gías”, Eneagrama, Jung, en fin… libros, libros y libros…

Al mismo tiempo yo quería soluciones para lo que descubría acerca de mi, incluso porque ya había somatizado mis patrones emocionales y sufría sus consecuencias – Bipolaridad y Anorexia… Busqué el área en que se veía al individuo como un todo (físico, mental, emocional y espiritual), porque era de esa forma como yo concebía al hombre… Empiezo a estudiar y al mismo tiempo a tratarme con Florales, Elixires de Cristales, Medicina China, Kinesiología, Reiki, Radiestesia Clínica, PNL y EFT… ¡Fueron vitales y excelentes! Estoy agradecida por todo el conocimiento que ha llegado a mis manos y por el camino recorrido…

Hace cerca de dos años accedo al texto de Joe Vitale, sobre su entrevista con el Dr. Len, médico hawaiano, y su técnica para la remoción de las memorias que todos compartimos. Me llamó mucho la atención, pues no era novedad el inconsciente colectivo para mí… el texto acabó quedando a un lado y prácticamente olvidado… En el último semestre recomencé el Curso en Milagros. Ya tenía el libro desde el 2003, pero luego después de comprarlo él fue para São Paulo, permaneciendo allá… empiezo los estudios y las prácticas de forma disciplinada… los textos son de una psicología espiritual profunda y con las prácticas comienzo a sentir la fuerza energética de sus enseñanzas… algunos estados emocionales que estaban repitiéndose empiezan a modificarse.

A finales del mismo semestre acabo por tener acceso a otro texto sobre Ho’oponopono… empecé a escudriñar más en Internet y no sé cómo llegué al Web de Al McAllister http://www.hooponopono.com.br/ . Tuve acceso al e-book gratuito, lo leí todo… entonces la sencillez habló más alto… no abandoné el Curso en Milagros porque innegablemente tiene un inmenso valor; no obstante, decidí hacer de esta forma: leía y leo aún, todos los días en mis prácticas un texto del UCEM e incorporé la práctica de la Limpieza de Memorias de Ho’oponopono de la Identidad Propia…

Muuuchas cosas han ido ocurriendo… yo definiría el Ho’oponopono como una incesante meditación activa y voy a explicar por qué: como he dicho al principio de este texto, al despertar lo primero con que lleno mis pensamientos es con la idea de limpieza de mis memorias: Lo siento mucho. Perdóname. Te amo. Te doy las gracias… cada vez que me sorprendo con pensamientos de críticas, culpa, juzgamiento, miedo, eventos con personas, conocidas, cercanas o no… cada consulta que hago, palabras ligadas a cualquier tipo de emoción… escuchando a alguien al teléfono, muchas y muchas veces en comunicación llena de equivocaciones con relación a su forma de ver las cosas… cuando salgo para algún compromiso en la calle… cuando veo a un animalito abandonado, algún mendigo, etc.… en fin, la petición de limpieza para las memorias que comparto con todo lo que veo, pienso, oigo y siento es incesante y, al acostarme por la noche para dormir, entrego mi sueño a la Divinidad y ruego que continúe limpiando mis memorias; y mis últimas palabras son Lo siento mucho. Perdóname. Te amo. Te doy las gracias… hasta apagarme en el sueño.

He pasado por una limpieza en procesos de relaciones hace algunos días, lo cual ha puesto en marcha ciertamente otras antiguas memorias. Me encontraba con un sentimiento un tanto vago, aunque claro para mí, porque durante años yo había tenido un sentimiento de ¿será que vale la pena…? Continué limpiando, pero en determinado momento he sentido deseos de buscar un floral para mí y, como es del conocimiento de todos, los florales tienen la función de limpiar memorias también a nivel sutil y profundo (mi método es radiestésico)… ha sido muy interesante, pues la esencia que salió no es tan frecuente en una consulta… colocaré aquí un pequeño fragmento del propio libro, pues, han sido ya tantas consultas; pero siempre me siento agraciada como si fuese la primera:

“…esa esencia se hace necesaria a aquellas personalidades que han perdido o jamás han logrado conectarse con la motivación primordial, con la inspiración básica, con el poder germinativo y creativo presentes en el alma, de tal forma que los perjuicios provenientes de esa ruptura anímica amenazan sus cuerpos etérico-físicos y consiguientemente sus procesos vitales (esto me ha ocurrido durante muchos años en mi vida y un intenso deseo de morir)… floral de gran utilidad cuando la falta de motivación profunda y del propósito básico de la vida, y la dificultad de encontrar anclaje terreno, familiar, social y espiritual dejan el alma completamente perdida en el caos del manifiesto. En tal situación la mente oscila subjetivamente en el cuestionamiento máximo de la vida y de la creación y el será que vale la pena asume proporciones alarmantes en la inconsciencia del ser. La falta de un sentido ulterior para todo ronda los sótanos obscuros de la psiquis y la dicotomía muerte-vida se convierte en un desencanto, una expiración localizada e incontrolable en los registros energéticos (memorias) engendrando anomalías en la manifestación plena del ser.” “As Essências Florais de Minas, Criatividade e Espiritualidade”, Edit. Aquariana.

No me encuentro en ese estado de proporciones alarmantes como se dice en el texto, sin embargo, he vivido durante años de esa forma, hasta que esto ha sido “sanado” en terapias con todas las técnicas y la medicación energética que fui a buscar… pero lo que se hace evidente es el hecho incontestable de estar esas memorias repitiéndose, aunque el grado de fuerza y comprensión que tengo hoy sea otro para lidiar con más clareza con esta situación… Otro hecho, no menos interesante, es el caso de tres personas bipolares que en los últimos dos meses han acudido a mí, pues sé que, a los casos que nos aparecen a nosotros los Terapeutas, les tenemos que dar especial atención, pues son nuestros espejos…

Por todo ello, más que nunca, despierto limpiando mis memorias, sigo durante el día y me voy a dormir limpiando mis memorias…

Que el Divino Creador limpie, purifique las memorias que comparto con todos los que lean este texto y las transmute en la más pura Luz. Lo siento mucho. Perdóname. Te amo. Te doy las gracias.

¡Que el Sagrado Yo se manifieste más y más a través de nosotros!

por Marilena Rodriguez - 22/04/2008 - liberdadedeser@gmail.com
Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Fonte: STUM WORLD > www.somostodosum.com.br

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Postar um comentário

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...